prekes sodui

ÍNDICE TEMÁTICO

Consulta otras entradas a través de este ÍNDICE TEMÁTICO
EL HUERTO ESCOLAR   ORGANIZACIÓN   PREPARACIÓN Y CUIDADO  EL RIEGO  SIEMBRA Y TRASPLANTE   DESARROLLO DE LAS PLANTAS  HUERTO URBANO   GUÍAS DE PLANTAS    FLORES   EXPERIENCIAS     
Mostrando entradas con la etiqueta mermelada. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta mermelada. Mostrar todas las entradas

jueves, 14 de noviembre de 2013

MERMELADA DE TOMATE VERDE

tomates verdes y azúcar
Cuando llega el otoño y quitamos las tomateras, quedan muchos tomates verdes que no llegan a madurar. ¿Qué hacer con ellos?
En un huerto familiar todo se aprovecha, y un huerto escolar se parece a un huerto familiar, por lo que vamos a aprovechar estos tomates para hacer mermelada de tomate verde.
Para quien no la haya probado, es posible que no le resulte apetecible, pero en cuanto se prueba se cambia de opinión. La mermelada de tomate verde tiene muy buen sabor.
Al día siguiente de elaborarla, una vez enfriada, la comimos con un poco de pan antes de salir al recreo y a la mayoría de los niños les gustó.

cociendo a fuego lento
El proceso de elaboración es el siguiente:
Una vez lavados los tomates, les vamos quitando las partes feas y las semillas; a continuación se trocean, sin quitarles la piel, y se van echando en una olla.
Cuando ya están todos troceados, ponemos la olla al fuego, sin añadir nada, y vamos removiendo de vez en cuando, hasta que se evapore el agua que van soltando los tomates al cocer.
mermelada envasada al vacío
Retiramos la olla del fuego y trituramos los tomates con una batidora. Pesamos la pulpa que nos ha quedado y cogemos la mitad de ese peso de azúcar (medio kg. de azúcar por cada kg. de pulpa de tomate).
Lo mezclamos en la olla, con un chorro de zumo de limón, y lo vamos movendo a fuego lento hasta que adquiera la mezcla la textura adecuada.
Se retira y se envasa en tarros de cristal.

 Para mantener la mermelada un tiempo envasado sin que se estropee, podemos hacer el vacío al envasar; para ello llenar el tarro hasta el borde, cerrar bien la tapa y ponerlo unos instantes boca abajo; ya se puede guardar porque al cabo de unas horas se produce el vacío.
Finalmente la probamos en clase con un poco de pan


Consulta otras entradas a través de este ÍNDICE TEMÁTICO
EL HUERTO ESCOLAR   
ORGANIZACIÓN   
PREPARACIÓN Y CUIDADO  
EL RIEGO  
SIEMBRA Y TRASPLANTE   
DESARROLLO DE LAS PLANTAS  
HUERTO URBANO   
GUÍAS DE PLANTAS    
FLORES  
EXPERIENCIAS